Oaxaca, para que te animes

¡Saludos visitante!Sonriendo

Oaxaca, tierra de gente amable, cálida, sencilla, honesta, trabajadora y de sonrisas francas. Igual que en mi primer viaje, me emociona, me sensibiliza y me hace desear regresar.

Vacacionen e inviertan en las comunidades comprando sus productos. Encontrarán de todo, grandes tesoros artesanales que aunque a veces los sentimos caros, debemos pensar en las horas que se llevaron durante meses para terminarlos, pero los hay para todos los bolsillos, decoración y los gustos. 

Oaxaca es un mundo aparte, nunca terminarán de concerlo y de probarlo, sus 5 regiones tienen maravillas que mostrarnos.

Gracias a los jóvenes de San Bartolo Quialana, al personal atento y sonriente del Hotel Victoria, al señor Ismael, a Julio, a Juan y su sabiduría, al guía de Yanhuitlán, a mis compañeros de paseo y a los nuevos amigos, a la doctora Leticia Rosales, y a todos los que se cruzaron en mi camino, o con quienes me crucé en este viaje. ¡Gracias! 

Ven, conoce, vive Oaxaca.Saludando

 

Un consejo: No vayan solos o en grupos pequeños a poblados poco frecuentados por turistas, y hablo por todas las regiones de México y el mundo, menos aún sin señal de red. No a todas las personas les agradamos, no siempre tendremos garantizada una acogida amable, los que viajamos, tendemos a olvidar que somos poco tímidos, a veces atrevidos para los pobladores, muchas veces somos eclécticos y esto no gusta a los que profezan su religión de forma tajante, a los que tienen costumbres muy específicas de comportamiento y vestido. Sean cautos.